Maestros conmemorarán su día con una jornada de protesta

Maestros conmemorarán su día  con una jornada de protesta

Aunque este 15 de enero se conmemora en Venezuela el Día del maestro, los educadores venezolanos, lejos de celebrar, decidieron convertirlo en una “jornada de protesta” en virtud de los incumplimientos del Ministerio de Educación con este gremio.

“El magisterio venezolano no tiene nada qué celebrar, entre otras cosas porque no tiene con qué celebrar. Hemos decidido que el 15.1 sea un día de protesta cívica, pacífica, nacional en todas las plazas Bolívar” del país, dijo Orlando Alzuru, presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM).

El dirigente aprovechó para invitar a todos los educadores de la capital a la misa en la Catedral de Caracas con la que tradicionalmente se celebra este día desde hace 84 años, cuando se fundó la FVM. Luego de la misa, se realizará una sesión solemne en la sede del magisterio en la cual el orador de orden será el diputado de la Unidad Democrática, José Guerra.

“Hemos exigido al Ministerio de Educación celeridad en la discusión de la convención colectiva, iniciada el 5 de noviembre, y de la cual apenas se han discutido 19 cláusulas”, indicó.

Alzuru señaló que “no es posible” que el salario de los docentes oscile entre los 10 mil y los 15 mil bolívares cuando el país tiene una inflación interanual que supera el 270 por ciento y que los especialistas pronostican que será mayor aún en 2016. Asimismo, refirió que la canasta alimentaria está en el orden de los 100 mil bolívares mientras que la canasta familiar básica ya va por los 130 mil bolívares.

“El déficit entre el salario del docente y estos indicadores económicos es demasiado grande. El déficit salarial del docente venezolano en este momento es abismal. Nosotros podríamos catalogar al docente venezolano en una condición de pobreza crítica de acuerdo a los parámetros de organismos internacionales”, dijo Alzuru.

Sin seguridad social

El dirigente magisterial añadió que las dificultades que tienen los maestros con respecto al Ministerio de Educación no se relacionan solamente con el salario. “El docente venezolano carece en este momento de la protección social que ha tenido en años anteriores. Tenemos un HCM que es administrado por el ME, cuya cobertura es de solo 50 mil bolívares, monto que no alcanza ni para una cura básica. El seguro funerario tampoco funciona y aunado a esto, el Ipasme tampoco nos presta atención primaria de salud ni atención crediticia ni en materia de recreación. Por lo tanto, estamos desasistidos totalmente”.

A modo de ejemplo refirió que los educadores son los trabajadores que más pagan protección social en Venezuela: el equivalente al 13 por ciento de su salario (5% de Seguro Social, 6% de Ipasme 6 %, pagamos y 3% al fondo de Habitat y Vivienda).  “No sabemos a dónde va a parar ese dinero. Tanto que pagamos y no tenemos seguridad social”, refirió.

Alzuru también precisó que el ME ha incumplido otros acuerdos alcanzados en la anterior convención colectiva, que está en vigencia. “El ME se comprometió a introducir al magisterio en el plan de viviendas del gobierno nacional y no lo ha cumplido. Ni una vivienda para un educador se ha otorgado. También convino que los maestros tendrían acceso al Pdval o Mercal educativo y no cumplió, así como tampoco ha otorgado el beneficio de medicinas gratuitas a través de Farmapatria”.

También exigen al ME que le dé la titularidad a más de 130 mil educadores que están en condición de contratados o interinos, lo que viola la ley orgánica del trabajo, que desde 2013 no permite la condición trabajadores tercerizados. “Hacemos este reclamo a objeto de que estos educadores tengan estabilidad y seguridad en sus empleos y no sigan pendiendo de un hilo ni estén obligados a ponerse una camisa roja y a asistir a marchas”, apuntó.

La deuda con la educación venezolana

La deuda del ME no se limita a los beneficios económicos y sociales de los maestros, sino que también abarca la calidad de la educación venezolana, concepto que incluye tanto el nivel de los profesionales del gremio como las condiciones físicas de los locales donde se imparte educación a los niños venezolanos.

“La infraestructura escolar está deteriorada completamente y esto lo hemos denunciado esto año tras año. Si se habla de educación de calidad hay que tomar en cuenta el ambiente escolar; el actual no es propicio para desarrollar académicamente a los alumnos. Nos sabemos a dónde va a parar el dinero que se le asigna a FEDE, dónde está el dinero que han dicho los ministros que han empleado en la construcción de nuevos centros educativos, que son muy pocos”, refirió Alzuru.

El dirigente gremial anunció que la próxima semana presentarán a la Asamblea Nacional un documento para exponer la situación del magisterio venezolano, en el cual solicitarán el rescate de la comisión de educación, que fue degradada a subcomisión por la anterior Asamblea. “El entonces ministro de Educación, Héctor Rodríguez, hoy diputado, dijo que no había que educar a la gente para que se volvieran escuálidas. Esa es la concepción que ellos tienen de la educación. Quieren negarle la educación a la gente para tenerla amarrada e imponerle las cosas”, dijo.

También anunció que presentarán a la AN un proyecto de ley para el ejercicio de la profesión docente, que tiene ya más de seis años elaborado, y que está siendo sometido a una actualización. “Este proyecto da cabida al modelo educativo que necesita el país para desarrollarse y para que no venga ningún gobierno, de la tendencia que sea, a utilizar la educación, a los educadores y a los educandos para su proyecto político. Eso tiene que estar legislado y la actual ley de educación no lo contempla”.

14/1/2016 4:20pm