AN tiene en sus manos una oportunidad extraordinaria para debatir sobre el modelo económico que requiere el país

AN tiene en sus manos una oportunidad extraordinaria para debatir sobre el modelo económico que requiere el país

La Asamblea Nacional tiene en sus manos “una extraordinaria oportunidad” para iniciar el debate político que necesita el país sobre el modelo económico que se requiere para salir de la crisis que afecta a todos los venezolanos, estimó el economista Ronald Balza al analizar el significado de la declaratoria de “emergencia económica” solicitada al parlamento por el Ejecutivo.

“El gobierno ha insistido en que solamente hay dos maneras de enfrentar nuestros problemas: el socialismo o el neoliberalismo. Del lado del socialismo está todo lo aparentemente bueno y las fallas son de los demás, que son los que especulan y acaparan. Y la única alternativa a este modelo, según ellos, es el mercado salvaje, donde impera la ley de la selva, sin posibilidad de proteger a los más desvalidos”, sostiene el investigador y profesor universitario.

“Pero ese socialismo, supuestamente planificado para el bien de todos, ha dado origen a grandes escándalos de corrupción y a serias dudas sobre el funcionamiento de nuestros sistemas de salud, educación, penitenciario y de justicia; entonces hay que concluir que no sirve”, sostuvo.

“Y no es cierto que frente a eso la única alternativa sea la ley de la selva. En los países con sistema de mercado el Estado garantiza los derechos de los sectores de la población que deben ser protegidos. La coexistencia de empresas públicas y privadas es perfectamente posible, y ello no está en contradicción con un sistema en el que hay mercado y atención a los más vulnerables”, agregó.

“Si eso no se reconoce como una de las múltiples opciones sobre las que debemos trabajar, y nos quedamos sometidos a un sistema que trata de imponernos una única manera de hacer las cosas, corremos el riesgo de que la situación empeore y muy rápidamente”, advirtió.

Revisión del presupuesto y del gasto público

Balza estima que no se justifica que el gobierno solicite medidas extraordinarias para resolver los graves problemas que afectan al país, pues ha contado y cuenta con mecanismos ordinarios para hacerlo y aun así no los ha resuelto. “Un decreto de emergencia económica permitiría al gobierno hacer cosas que la Constitución le prohibiría hacer en circunstancia normales, y en casos como el que tenemos no puede dársele la posibilidad de seguir haciendo daño, a quien ha tenido tanto poder”, sostiene.

En su opinión, una de las vías ordinarias para examinar soluciones a la situación económica, es a través de la revisión del presupuesto nacional, del necesario aumento del precio de la gasolina y de la devaluación de la moneda. “Para hacer esto el gobierno no necesita poderes especiales”, aseguró.

“Lo primero que debe hacer la Asamblea Nacional es solicitar información, porque no puede venir un presidente a decir que quiere competencias especiales cuando no ha rendido cuentas sobre el destino que le ha dado a los millardos de dólares que han ingresado al país”, indicó Balza.

“Lo segundo que hay que hacer es reconocer que este tipo de cambio de 6,30 no se puede mantener y que es indispensable devaluar. Pero no podemos saber a cuánto si no tenemos información, por eso es indispensable que el gobierno revele toda la información que está escondida en el BCV. Cuando se hace una devaluación, los precios van a subir y eso no se puede negar ni esconder. La pregunta es cómo se protegerá a la población de estos aumentos. Por eso el presupuesto pasa a ser tan importante así como la revisión del gasto público”, agregó.

El presupuesto nacional aprobado hace menos de dos meses “no sirve y hay que armarlo de nuevo”, puesto que no se garantizaron los recursos necesarios para dar protección a los sectores más vulnerables, dijo.  Para ello se basó en las declaraciones que ofreció recientemente el diputado Diosdado Cabello (PSUV), quien anunció que solicitarían créditos adicionales al TSJ para pagar la pensión de los próximos dos meses.

“Subir el precio de la gasolina es algo que debe servir para mejorar nuestras condiciones de vida siempre que se haga en un marco institucional apropiado. Y en eso, el papel de la Asamblea también es muy importante”, prosiguió.

Sin embargo, sostiene que el ingreso por el aumento de la gasolina debe ir a Pdvsa, para que la industria petrolera “cubra el agujero enorme que tiene y de esa manera pague los impuestos que le debe a la nación, y que estos impuestos vayan directamente al presupuesto nacional, que es de donde deben salir los recursos para educación, salud, infraestructura, seguridad y todo lo demás”.

“La gasolina debe ser una fuente de ingreso para el presupuesto, pero no debe ser utilizado discrecionalmente como los recursos del Fonden o como los del fondo chino”, advirtió.

“Se debe hacer un seguimiento muy detallado de esos recursos que pueden entrar, de manera que se garantice el pago de pensiones, de salarios, de medicinas, de infraestructura escolar, y también de las asignaciones que corresponden a las gobernaciones, sean del partido de gobierno o no, y en eso la Asamblea puede hacer un trabajo extraordinario de contraloría, pues es la única que puede vigilar el uso que se hace de esos recursos y eso lo hace a través del presupuesto”, concluyó.

17/1/2016 10:41am