CEV: “La educación, derecho fundamental”

CEV: “La educación, derecho fundamental”

DIÓCESIS DE BARINAS
Gobierno Superior Eclesiástico
CURIA DIOCESANA
BARINAS- VENEZUELA

Comunicado

1. La Iglesia siempre ha ejercido la vocación educativa y docente. A través de diversas Instituciones, animadas y coordinadas por Congregaciones Religiosas y
por Parroquias Eclesiásticas en nuestro Estado, se forman las nuevas generaciones en distintas áreas del conocimiento para promover el desarrollo humano integral en la sociedad.

2. Una de esas instituciones educativas es la Escuela Técnica Agronómica Salesiana “San José”, que desde hace 32 años está presente en Barinas, cumpliendo la misión de formar y capacitar para el trabajo agrícola a jóvenes de los campos, de los lugares más distante de las ciudades, a jóvenes pobres y también a jóvenes indígenas. Actualmente se forman en la Institución 205 estudiantes, quienes mantienen un régimen interno debido a la distancia de donde proceden.

3. La Escuela Técnica es un centro innovador en el sistema educativo venezolano, manteniendo el lema “Escuela que enseña trabajando y produciendo”. Para
ello, hace uso racional de las tierras y de sus recursos naturales, donde los estudiantes realizan sus prácticas agrícolas y pecuarias, estando en contacto diario con situaciones propias de una unidad de producción, favoreciendo a su vez, la siembra de bosques ecológicos y plantas ornamentales, con la conservación de la fauna y especies vegetales propias de la región, siendo considerada en la zona como un parque natural. En fecha 10 de noviembre de 2014, el Juzgado primero de primera Instancia Agraria de la Circunscripción Judicial del Estado Barinas, decretó la Medida de protección Agroalimentaria, ambiental y a la biodiversidad de la Escuela y sus terrenos.

4. Ante estas bondades educativas y ecológicas de la Escuela Técnica, rechazamos y reprobamos la actitud y acciones ilegales de las personas que “irrumpieron
de manera violenta” a los terrenos donde funciona la Escuela, trasladados en vehículos perteneciente a una empresa de servicio público. Posteriormente a esta invasión, se generaron daños ecológicos y ambientales a través de un “incendio forestal que ha ocasionado un gran impacto en contra del ambiente y la biodiversidad”, que fue denunciado ante los organismos competentes.

5. Queremos solidarizarnos con la comunidad de Sacerdotes y hermanos salesianos, así también con todo el voluntariado y personas que apoyan la obra educativa en la escuela técnica, sabiendo que aportan valores y principios a jóvenes que han encontrado un camino virtuoso en la educación técnica y no quieren ver negado su futuro.

6. Según la Constitución, Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de derecho (art. 2). Ahora bien, cuando se presentan estas situaciones irregulares e ilegales, como Ciudadanos debemos preguntarnos: ¿quién las promueve?, ¿quiénes se benefician de estas acciones ilegales?, ¿cuál es el trasfondo de las mismas al no importarles perjudicar a más de doscientos jóvenes estudiantes?, ¿por qué se utiliza al pueblo pobre exponiéndolo a infringir la ley?. Muchas respuestas se tienen que dar, más aún cuando se trata del presente y del futuro de la juventud procedente de nuestros campos, que volverán allí capacitados para trabajar honestamente por el Bien Común.

7. Exhortamos a las autoridades competentes en esta materia a actuar conforme a derecho, en bien de la formación integral de estos jóvenes estudiantes, devolviendo la paz a una institución con calidad educativa, de donde han egresado más de dos mil técnicos que hoy están esparcidos por todo el territorio local y nacional, trabajando para producir bienestar a la familia venezolana.

8. Pedimos a toda la colectividad católica del Estado y al pueblo en general, a estar vigilantes ante estos atropellos ilegales, a promover el derecho que tienen nuestros jóvenes más necesitados a estudiar y trabajar “aprendiendo y produciendo”, así como exigir el respeto y el resguardo de los espacios e infraestructura de esta institución.

Que María Auxiliadora acompañe los pasos de quienes hacen el bien, a pesar de las situaciones adversas.
Barinas, a los dieciocho días del mes de febrero del dos mil dieciséis.
Firman:
+José Luis Azuaje Ayala, Obispo Diocesano
y los Sacerdotes miembros del Consejo Presbiteral de la Diócesis.

19/2/2016 4:25pm