Premios Nobel de la Paz instan al Gobierno a cambiar de modelo y a liberar a los presos políticos

Premios Nobel de la Paz instan al Gobierno a cambiar de modelo y a liberar a los presos políticos

Este jueves la Asamblea Nacional desarrolló una Sesión Especial con motivo de la visita al país de los Premios Nobel y expresidentes de Polonia y Costa Rica, Lech Walesa y Óscar Arias, respectivamente, así como  Naomi Tutu, hija de Desmond Tutu.

“Vengo como la hija de África y como la hija de los DDHH”, resaltó Tutu durante su intervención en el parlamento. “Una sociedad justa no puede tener gente en prisión solo por pensar distinto. No se pueden oprimir”, agregó.

Recordó que una sociedad enferma no tolera la crítica y señaló que en su país “somos unos enamorados de los DDHH.  “Solo cuando empecemos a respetar las voces opuestas, es que tendremos una democracia viva”, añadió.

Por su parte, Walesa recalcó que por medio del diálogo se puede llegar a la paz, tal y como se hizo en Polonia. “Quisiera contribuir con el país a través de mi experiencia. Dios les ayude, ustedes se lo merecen”, destacó.

Crisis social, institucional y económica 

El presidente Arias, entretanto, invitó a la AN a trabajar por evitar un daño mayor en el país. “Es cínico que se hable de sabotaje en los problemas de electricidad y el agua”.

Lamentó que el Gobierno siga empeñado en un sistema que ha fracasado en todo el mundo. “Partamos de la más elemental honestidad. Venezuela atraviesa una emergencia por culpa de políticas erradas”, aseguró.

Advirtió que la nación vive una crisis económica, social e institucional. “No es posible salir de los problemas profundizando este modelo económico, hay que abandonarlo”.

El exmandatario indicó que es inútil utilizar el pasado para aferrarse al poder. “Es urgente devolverle al sector privado la confianza para que le inyecte recursos al país y genere empleos. Se necesita de una diversificación de la economía”.

“No hay soberanía en las filas de anaqueles vacíos de los supermercados. No hay soberanía en la zozobra de los enfermos… Lo que queda del sueño chavista demanda un baño de realidad y la valentía de asumir los errores, para elegir un nuevo rumbo para Venezuela”.

En relación con el deterioro social que ha experimentado Venezuela, puntualizó que una mayoría de los venezolanos vive en condiciones que no pueden calificarse como dignas. “Caracas se ha convertido en la ciudad más peligrosa del mundo. Algunas de estas tendencias tardarán años en revertirse, pero su atención no puede dilatarse”, reflexionó.

Incluyó en este punto lo que tachó como dolorosa polarización. “Un mejor futuro para el país está en la reconciliación. El primer signo debe ser la liberación de todos los presos políticos”.

“De la libertad de los presos políticos depende que Venezuela pueda ser reconocida como una sociedad que respeta los DDHH y la democracia”, agregó.

Arias recalcó que la crisis institucional es otro gran peligro, debido a la falta de independencia que la rige, lo que lleva a una interpretación complaciente del régimen. “Servirle al pueblo es someterse a su escrutinio. Ser transparente es de demócratas: de la izquierda y de la derecha”.

“El diálogo hace milagros”, remató el  exjefe de Estado al hacer un llamado a Gobierno y oposición a renunciar a las ambiciones personales y a trabajar por el rescate de la nación.

 

 

18/2/2016 10:50am