En riesgo calidad de vida de venezolanos por abandono de los parques nacionales

En riesgo calidad de vida de venezolanos por abandono de los parques nacionales

Trabajadores del Instituto Nacional de Parques (Inparques) denunciaron este miércoles el “estado de colapso” en que se encuentran los parques nacionales y monumentos naturales del país debido a la “deficiente gestión” en materia ambiental del actual gobierno, lo que pone en riesgo la calidad de vida presente y futura de los venezolanos.

“Estamos muy preocupados por la deficiente gestión que se ha hecho de estos espacios, demostrando que no hay políticas claras en materia de conservación ambiental ni en materia laboral”, dijeron José Matute y Marlene Sifontes, secretario general y secretaria de organización, respectivamente, del Sindicato Único de Empleados Públicos de Inparques (Sunep-Inparques) al ejercer un derecho de palabra ante la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional.

Refirieron que el Sistema de Parques Nacionales y Monumentos Naturales de Venezuela (SPNMNV) está compuesto por 43 parques nacionales y 21 monumentos naturales, los cuales ocupan cerca de 16 millones de hectáreas equivalentes al 16 por ciento del territorio nacional.

Como evidencia de la importancia estratégica de estas zonas, precisaron que en ellas nacen las aguas que alimentan los principales acueductos rurales y urbanos; las que abastecen los sistemas de riego para la producción agrícola a gran escala, tanto en montaña como en llano; y las que garantizan la producción de hidroelectricidad que abastece a cerca del 70% de la población nacional, amén del sustento a las industrias básicas. “Como fuentes de agua, las áreas del SPNMNV son insustituibles”, aseguraron.

Dichos territorios albergan también los principales atractivos que podrían convertir a Venezuela en un destino turístico de interés internacional; así como un patrimonio natural con una diversidad biológica que lo ubica entre los 10 países con mayor megadiversidad del planeta.

“Lo anteriormente expuesto señala que la calidad de vida actual y futura de la colectividad nacional depende de la protección del SPNMNV”, pero “la materia ambiental en general, y especialmente la gestión del SPNMNV, ha carecido del más mínimo respaldo y elemental respeto del gobierno nacional, ignorándose deliberadamente el mandato constitucional y las leyes ambientalistas anteriores y posteriores a 1999”, señalaron los voceros sindicales.

144 trabajadores despedidos

Las denuncias hechas por los trabajadores de Inparques sobre esta situación, así como las pésimas condiciones en las que ejercen sus labores y los incumplimientos a la Ley del Trabajo de los que son víctimas por parte de las autoridades, no son nuevas. A cambio, la respuesta que han obtenido ha sido el despido.

Al 31 de diciembre de 2015 habían sido separados de sus cargos 144 trabajadores, de los cuales 44 presentaron denuncias ante la Inspectoría del Trabajo, la cual ordenó su reenganche inmediato, decisión que las autoridades de Inparques han ignorado. Especial mención hicieron de los casos de Yelitza Sanabria, despedida pese a gozar de inamovilidad laboral especial debido a que tiene una hija menor de edad diagnosticada con Autismo Hipotónico; y de Mariángela Nieves, despedida aun estando embarazada.

“Particularmente grave es la situación de Inparques a partir de la designación como presidenta de María Isabella Godoy Peña (sin formación profesional conocida), en abril de 2011. La gestión ha sido totalmente desvirtuada”, debido a la politización del instituto y a su uso como “apéndice del ministerio para la Comunas”, dijeron.

En tal sentido recordaron que en septiembre de 2014 el entonces vicepresidente para el Desarrollo Territorial y ministro para Comunas y Movimientos Sociales, Elías Jaua, anunció la aprobación de más de 510 millones de bolívares y 15,4 millones de dólares para “robustecer y optimizar los espacios recreativos del país y avanzar en el proceso de creación de un nuevo modelo de autoridad en estos lugares”.

“En vista de que esta inversión no se ha visto, luego de año y medio de aprobados los recursos, consideramos pertinente y perentorio que se someta a una exhaustiva auditoría la administración de los mismos. Igual correspondería al esclarecimiento de la naturaleza y características del ´nuevo modelo de autoridad´ que se proponen establecer”, indicaron Matute y Sifontes.

Por todo lo expuesto, los voceros sindicales solicitaron a la AN la creación de una comisión mixta, integrada por miembros de las comisiones de ambiente, cultura y recreación, desarrollo social, contraloría, servicios públicos, seguridad y defensa, entre otras, para investigar la gestión de Inparques en el lapso 2011-2016; y para que apoye a los trabajadores en sus demandas reivindicativas.

30/3/2016 1:25pm