Instalaciones petroleras se han convertido en una bomba de tiempo

Instalaciones petroleras se han convertido en una bomba de tiempo

“Las instalaciones de Amuay, Paraguaná y Cardón se han convertido en una bomba de tiempo tras la incidencia de continuos incendios y explosiones: en una semana se ha declarado fuego en dos ocasiones, además de verificarse un estallido”.

La denuncia la formuló este lunes Iván Freitez, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del Estado Falcón, quien indicó que la irregular situación ha sucedido luego de que el 13 de enero pasado se registrara una parada general.

“En febrero hubo un incendio en la planta 3 de Cardón; luego, una fuga masiva en la unidad catalítica de la misma refinería; también se produjo un estallido en un horno en la planta de alquilación; al inicio de la semana pasada, un incendio en la planta CD4; y el viernes 18, en horas de la tarde, otro incendio, esta vez, en la planta CD1, todo en la refinería Cardón”, agregando que esto ha conducido a que en el complejo solo se estén procesando actualmente 50 mil de 300 mil barriles.

“Que haya en la misma unidad dos incendios y una explosión en la misma semana eso es gravísimo”, precisó, agregando que en Amuay se han detectado, de igual manera, eventos similares, junto con fugas de gases.

El vocero, quien fue despedido de la industria petrolera en el año 2013, acusado de difamación, precisamente, por alertar sobre los accidentes en el área, manifestó que cuando se desata una cadena de percances de tal naturaleza “tienen que sonar las alarmas porque eso revela que pasa algo muy serio, sin que se adopten los correctivos necesarios, y la proyección muestra que se va a peor”.

“Por eso, la semana pasada solicitamos a la Asamblea Nacional que se haga una investigación, cuando se nos concedió un derecho de palabra ante la Comisión de Energía, por solicitud del diputado de la Unidad Democrática, Luis Steffaneli. De esa reunión – durante la cual, el parlamentario oficialista Asdrúbal Chávez me llamó ‘vago’, apuntando que lo que ocurría era una ‘sabotaje de la derecha’ -,  se nombró una comisión especial, integrada, entre otros, por el legislador opositor Elías Matta”, apuntó.

“Los expertos saben que más de 300 eventos conllevan a un suceso fatal y catastrófico. En la actualidad puedo asegurar que estamos peor que cuando ocurrió la tragedia de Amuay, el 25 de agosto de 2012, que arrojó saldo de 42 muertos y daños superiores a los 2 mil millones de dólares”, advirtió.

“Nosotros no queremos alarmar, pero sí decirle al país que hay que abocarse a investigar de forma inmediata y actuar. Reina demasiado temor entre las comunidades aledañas a las instalaciones y, sobre todo, en los trabajadores”, destacó.

El portavoz expresó que desde el año 2007 ha venido concitando la atención sobre las anomalías en el área. Enfatizó, igualmente, que a partir del año 2012 se viene afectando la producción de componentes de la gasolina, diesel y gas doméstico por no tener planta de alquilación. “En Venezuela no producimos ni 200 mil barriles de gasolina y requerimos 500 mil para el consumo interno. Estamos importando gasoil, casi todas las semanas llegan buques”, declaró.

“Esta situación de explosiones, fugas, incendios, problemas con las plantas, con las bombas compresoras, la elevamos a consideración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Sin embargo, hasta el momento, el gobierno ha hecho caso omiso”, concluyó.

 

 

21/3/2016 10:10am