Unidad Venezuela
06 noviembre 2017 | Prensa Unidad Venezuela

Rafael Guzmán: “Estamos a la puerta de la bancarrota”

El diputado de la AN estima que para el año venidero la deuda externa de Venezuela rondará los 8 mil millones de dólares

Prensa Unidad Venezuela (Caracas, 06 de noviembre de 2017).- El diputado Rafael Guzmán, presidente de la Subcomisión de Políticas Financieras y Tributarias de la Asamblea Nacional (AN), adscrita a la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico, denunció que la reestructuración de la deuda externa que anunció la semana pasada el régimen de Nicolás Maduro representa una “gran estafa”.

“El anuncio de Maduro de supuesto refinanciamiento fue con intención de que fondos internacionales recompraran la deuda a precio de gallina flaca y entrar en una negociación bilateral”, explicó.

En rueda de prensa, Guzmán detalló que en Venezuela “no puede haber una reestructuración de la deuda porque no hay un cambio en la política económica, ni existe una generación de confianza entre los venezolanos”.

Recordó que desde hace más de 15 años el Ejecutivo Nacional tuvo un ingreso de más de 900 mil millones de dólares producto de la exportación petrolera, mientras en el 2007 se vendió una deuda presuntamente para incrementar la actividad en el mercado de hidrocarburos. Sin embargo, en la actualidad la producción del crudo disminuyó.

“Estamos a la puerta de la bancarrota, una cesación de pagos, un default del pago de la deuda soberana y de Pdvsa, cuya deuda vigente fue emitida del año 2007 a la presente fecha”, detalló.

Cuestionó que el régimen de Maduro decidiera reestructurar la deuda externa justo cuando “el precio del petróleo está bajo, con las reservas en el peor momento histórico y con la comisión presidida por una persona sancionada internacionalmente”, refiriéndose al vicepresidente de la República, Tareck el Aissami.

En este sentido, mencionó que desde el 9 de marzo del año 2016 los miembros de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico del Poder Legislativo han instado, en diversas oportunidades, al Ejecutivo sobre el endeudamiento “absurdo” de Venezuela. “Le propusimos hacer un reperfilamiento de la deuda, con el concurso de todos los acreedores, cambiando las políticas económicas de este país, de respetar y generar confianza, así como recursos para que se pueda producir lo que nos comemos”, sostuvo.

Asimismo, estimó que para el año venidero la deuda externa del país se situará en ocho mil millones de dólares: “los mayores pagos que hay que hacer en el 2018 son en el segundo semestre, por alrededor de 600 millones de dólares. Nadie va a volver a financiar esta locura de economía que da la espalda a las necesidades y al futuro del venezolano”, señaló el parlamentario.

Por último, advirtió que si el régimen no cancela la deuda externa, Venezuela ingresaría a una cesación de pago y los acreedores en cortes internacionales activarían las acciones correspondientes para recibir sus recursos.

“Lamentablemente, entraríamos en una batalla judicial, los acreedores buscando cobrar sus recursos con los bienes y cuentas que pueda tener la República en el exterior. Esa es la realidad, cuando a uno no le pagan, usted va y demanda ante un tribunal el pago de la deuda, eso estamos enfrentando los venezolanos: más hambre y más miseria”, finalizó.

Otras Noticias