Unidad Venezuela
09 abril 2018 | Prensa Unidad Venezuela

Fedecámaras aseguró que falta de divisas ha paralizado la industria agrícola en Venezuela

Representaciones regionales aseguraron que el régimen de Nicolás Maduro ha monopolizado la producción nacional, llevando al país a la ruina

Prensa Unidad Venezuela (Caracas, 09 de abril de 2018).- En un encuentro de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), diversas representaciones regionales de esta organización gremial, aseguraron que la falta de dotación de insumos por parte del régimen de Nicolás Maduro, ha derivado en el colapso y la paralización de las empresas y la producción agrícola en el país, situación que ha profundizado la escasez de alimentos a nivel nacional.  

Omar El Chumary, presidente de Fedecámaras en el estado Portuguesa, afirmó que esta posición del Ejecutivo Nacional solo ha dificultado la producción nacional y acentuado la “crisis de alimentos en toda la línea de elaboración y la cadena de distribución”. “Ninguna de nuestras asociaciones ha recibido ni un gramo de insumos, como fertilizantes; hay una gran escasez en los agroquímicos: insecticidas, herbicidas, fungicidas que son fundamentales para la actividad agrícola”. 

El Chumary recordó que dicha situación no es algo reciente, debido a que el pasado año 2017, el ciclo de siembra fue “bastante crítico para el consumo nacional”, pues solo en el estado Portuguesa el objetivo era plantar en 375 mil hectáreas, pero únicamente se logró abarcar 111 mil ante la falta de insumos y divisas, las cuales no son entregados de manera oportuna por el régimen de Maduro porque “está consolidado con lo que ellos llaman Agropatria y Agrofanb”. 

Agregó que en el caso de el arroz, la intención de siembra era de 100 mil hectáreas, pero apenas pudieron llegar a las 25 mil, lo que equivale el 25-29 % de lo estimado para poder cubrir la demanda nacional. "Este año no hemos recibido los insumos, ni siquiera para cumplir con el 15%, la cosecha venidera será catastrófica, que el gobierno logre dar una solución, no se cumplen los tiempos porque tenemos que sembrar antes del 03 de mayo".

De igual manera, el presidente regional de Fedecámaras Portuguesa añadió que también existe una deficiencia en las maquinarias, pues necesitan entre cinco y seis mil tractores, “tenemos un cementerio que tiene la capacidad de seguir produciendo en el campo”. 

Además, indicó que tienen 12 mil kilómetros de vialidad urbana y extraurbana que no se les hace su respectivo mantenimiento desde hace cinco años. “Puentes han cedido por falta de reparación, si suben aguas no se puede pasar por las trochas; en otros estados como Apure, vemos casos de robos: 2.500 a 3.000 reses que se las roban. Nadie garantiza la seguridad de los ganaderos".

Sin embargo, Omar El Chumary aseveró que los trabajadores que conforman este agremiado seguirán “comprometidos”, pese a las dificultades y obstáculos, para seguir cultivando en Venezuela, pues “sin estos productores no hay agricultura ni alimentos, el país deja de ser prósperos”. 

Se necesita un cambio de modelo

Joni Houda, presidente regional de Fedecámaras en el estado Bolívar, señaló que las empresas metalúrgicas e hidroeléctrica, son la “columna vertebral” de esta entidad, pero en la actualidad están totalmente paralizadas ante la falta de renovación en sus equipos.  Aunado a esto, no ha existido un plan de desarrollo industrial de la minería, ni se ha determinando una “inyección de capital” que permita rescatar la empresa estatal Minerven. 

En este sentido, Houda resaltó que proponen un cambio de modelo de desarrollo, cuya primera etapa consiste en la recuperación, instalación, proceso y servicio para facilitar la “creación de un fondo de estabilización económica que garantice un flujo normal de recursos, al establecer alianzas estratégicas entre el sector público y privado”. Además de una segunda etapa de reindustrialización “con énfasis en la diversificación de la producción industrial”. 

“Se hace indispensable un programa de estímulo para las cuantiosas inversiones del sector privado, tanto nacional como extranjero; facilitación de terrenos; alianza con universidades y centros de investigación tras fuga de talentos", resaltó el presidente de Fedecámaras Bolívar. 

Consecuencias en cadena

Carlos Luis González, presidente de Fedecámaras en el estado Carabobo, explicó que la paralización de las industrias básicas de Bolívar, ha perjudicado de forma directa al sector metalúrgico de Aragua y Carabobo, pues tienen más de seis meses sin recibir materia prima para la construcción de viviendas. 

"Tenemos problemas desde hace ocho meses en petroquímica, derivados plásticos: no hay envases, bolsas ni potes. El 80% de la zona industrial Aragua-Carabobo está paralizada, trabajadores no han regresado de vacaciones decembrinas”, denunció González. 

Añadió que toda esta situación ha ocasionado una diáspora de 40% de los empleados del sector industrial, quienes se han residenciado en el exterior para poder ayudar a sus familiares en Venezuela ante la crisis hiperinflacionaria que atraviesa el país. 

"Hay que buscar alternativas: nos están cerrando las fronteras, eso es un castigo severo para los productores, tenemos que acompañarnos con el Edo. para poder levantar la economía del país", instó. 

Por último, el presidente de Fedecámaras en el estado Trujillo, Ricardo Berríos, aseveró que más del 80% de la producción en el sector agrícola andino está paralizada ante la escasez de materia prima certifica y la falta de agroquímicos. Aunado a los problemas eléctricos, de vialidad y seguridad que afectan también afecta el trabajo de los productores y el traslado de los alimentos.  

"Necesitamos la presentación de políticas macroeconómicas serias hacia el campo venezolano, que se rescate la producción de tubérculos, de hortalizas, de café; queremos ser de nuevo la luz de la producción agrícola", finalizó Berríos. 

Otras Noticias