Unidad Venezuela
25 julio 2018 | Prensa Asamblea Nacional

Nora Bracho: Un país puede vivir sin petróleo pero no sin electricidad ni agua

El señalamiento lo hizo en el marco de la sesión especial realizada este miércoles en el paraninfo de la Universidad Rafael Urdaneta en Maracaibo

Caracas miércoles 25 de Julio de 2018.- La diputada Nora Bracho (Unidad/Zulia) presidenta de la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional (AN), destacó que la crisis eléctrica que afecta actualmente al estado Zulia es la peor en toda su historia, señalando que es similar a una catástrofe natural
El señalamiento lo hizo en el marco de la sesión especial realizada este miércoles en el paraninfo de la Universidad Rafael Urdaneta en Maracaibo, con el fin de analizar la grave situación de los servicios públicos en dicha entidad federal, donde presentó un informe del trabajo realizado en esta materia.
Agregó que las familias están pasando calamidades, viven la más cruel situación ante un régimen indolente que no le interesa dar respuesta.
“El sector energético está bajo la corruptela de este gobierno. El sistema eléctrico es parte de la evolución de una nación. Un país puede vivir sin petróleo, pero no sin electricidad y sin agua”.
Precisó que la AN está preocupada por el drama de servicios públicos que vive el Zulia y todo el país, como un acto de solidaridad con sus ciudadanos realizó este evento a fin de que el gobierno se sensibilice y solucione este grave problema. Explicó que la empresa Termozulia está en una situación crítica, su capacidad instalada es de 1600 megavatios y solamente está produciendo 172 megavatios, la Ramón Laguna tiene una capacidad de 660 megavatios y no  produce nada, la Rafael Urdaneta 262 megavatios y tampoco genera nada.
Explicó que al Zulia le vendieron la idea que con dos turbogeneradores de electricidad que traerían al estado se solucionaría el problema, “eso fue una mentira más por parte del mayor general Luis Motta Domínguez, presidente de Corpoelec, del gobernador Omar Prieto y un séquito de personas de este gobierno que se ha enriquecido a costillas de nuestro pueblo”.
Destacó que la industria farmacéutica hoy trabaja por debajo del 50%, y que de 900 mil empresas de nuestra nación solo quedan 450 mil trabajando por debajo del 60%. “Asimismo habían 12 mil industrias de las cuales quedaron 6000, 1200 las expropiaron, y están en funcionamiento solo 4800 empresas de manos del sector privado, una gran parte de estas en nuestro estado sigue trabajando por amor al país”.
Indicó que en el sector salud más de 400 centros médicos ambulatorios han cerrado y que el 90% de los hospitales hoy en día están cerrados porque no tienen planta eléctrica.
Enfatizó que el sector salud está muy crítico y denunció que el pasado domingo fallecieron tres niños en el Zulia por desnutrición. “Es una tragedia que estamos viviendo que se parece a una catástrofe natural y el régimen sigue sin dar respuesta a los venezolanos”.
Aseguró que “lo que estamos viviendo hoy es gracias a la centralización de este gobierno, a la corrupción, a la desinversión, a la desprofesionalización del 80% de la industria eléctrica, y a que no se hizo el mantenimiento adecuado preventivo y correctivo en  ninguna planta eléctrica ni subestación de nuestra región y mucho menos de la nación”.
Indicó que desde la Comisión de Administración y Servicios  han venido trabajando conjuntamente con el Colegio de Ingenieros de Venezuela realizando las debidas investigaciones y  presentando soluciones, sin embargo afirmó que las mismas no han sido tomadas en cuenta por parte del Gobierno Nacional.
Explicó que en el año 2009, Hugo Chávez (presidente de la República para entonces) decretó la emergencia eléctrica, “lo que solamente sirvió para ellos hacer negocios. Son 120 mil millones de dólares que se perdieron en la corrupción, en contraste con los 40 mil millones de dólares que costó construir todo el sistema eléctrico del país. Se gastaron 3 veces el presupuesto y fuimos robados por unos personajes que andan libremente caminando por el mundo”.
La diputada finalizó destacando que los venezolanos no solamente padecen por la falta de energía, sino también por la carencia de agua, transporte y fallas graves en la telefonía e internet.

Otras Noticias