Unidad Venezuela
07 agosto 2018 | Prensa Asamblea Nacional

Comunicado de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional se pronuncia frente a los sucesos del pasado 4 de agosto en la Avenida Bolívar de Caracas

Caracas, 7 de agosto de 2018

COMUNICADO DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASAMBLEA NACIONAL


En relación con los hechos sucedidos el pasado 4 de agosto de 2018, vinculados con una situación irregular en contra de Nicolás Maduro Moros, la Junta Directiva de la Asamblea Nacional desea expresar a la opinión pública las siguientes consideraciones: 

1. La Asamblea Nacional interpreta las dudas del pueblo de Venezuela y exige una investigación seria, objetiva, imparcial y conclusiva que arroje información cierta, veraz y oportuna respecto de los hechos ocurridos el día 4 de agosto de 2018 en la conmemoración del 81 aniversario de la Guardia Nacional, que sea comunicada a la brevedad posible; pues lamentablemente, un régimen que usa la propaganda y la desinformación como métodos sistemáticos no tiene ninguna credibilidad ante la opinión pública nacional e internacional y su actuación de opacidad informativa genera mayor escepticismo en la ciudadanía.  

2. Tal y como ha venido reiterando en diversos Acuerdos e iniciativas parlamentarias, esta Asamblea Nacional ratifica su compromiso por un cambio político urgente que permita atender la grave crisis económica y social por la que atraviesa Venezuela, en estricto apego a lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, específicamente, en sus artículos 2, 5, 62, 63, 333 y 350.

3. La Asamblea Nacional rechaza las vías, violentas o no, que se apartan de los lineamientos establecidos en la Constitución. Por lo anterior, esta Asamblea Nacional ratifica su compromiso a favor de soluciones políticas, institucionales y pacíficas a la actual crisis, que permitan la conformación de un nuevo Gobierno democrático de unidad nacional, electo en unas elecciones libres y con plenas garantías, que esté llamado a la reconstrucción del país y a la inmediata atención de la crisis humanitaria.  

4. Debemos recordar, sin embargo, que el régimen de Nicolás Maduro Moros, a través de la sistemática violación de derechos humanos y el desconocimiento por la vía de los hechos de la Constitución, por medio de la ilegítima y fraudulenta asamblea nacional constituyente, ha contribuido a agravar la crisis económica y social, bloqueando los mecanismos constitucionales que permitirían una efectiva solución pacífica de la crisis. Con esa actitud, el régimen de Maduro ha creado un clima de violencia e inseguridad en el país. En este sentido, el único responsable de esa violencia es y sería siempre el régimen de Maduro. 

5. Denunciamos que el régimen de Maduro pretenda aprovechar los hechos ocurridos el 4 de agosto de 2018 para insistir en la persecución política en contra de la oposición venezolana y, en general, en contra de todo aquel que critique el arbitrario proceder de ese régimen. Tal abuso de poder no solo pretende amedrentar la lucha política sino, además, silenciar el descontento popular que ha causado el fracaso del régimen de Maduro Moros. 

6. Finalmente, reiteramos que la lucha política de los venezolanos debe estar orientada a procurar el restablecimiento del orden constitucional y democrático, según lo prescribe el artículo 333 de la Constitución, como condición necesaria para adoptar las medidas que permitan atender la grave crisis institucional, económica y social por la que atraviesa el país. Esa lucha política, por lo anterior, debe estar basada en todos los medios constitucionales de los cuales pueda hacer uso el pueblo venezolano y en la resistencia legítima a la autoridad que usurpa el régimen de Nicolás Maduro Moros, de modo que se puedan conquistar unas elecciones libres, con plenas condiciones, con observación internacional, sin presos políticos ni inhabilitados. 

Otras Noticias