Unidad Venezuela
30 septiembre 2018 | Prensa Gobernación del Táchira

Laidy Gómez: “En tiempos de crisis el valor más importante es la solidaridad"

Atendidas más de 1200 familias durante jornada social en Naranjales

Táchira, 30 de septiembre de 2018.- “Si en Venezuela logramos tener solidaridad vamos a tener unión, y si hay unión vmos a salir de la crisis”, así lo aseguró la gobernadora del estado Táchira Laidy Gómez, durante la jornada social que se desarrolló este sábado en Naranjales, sector Teteo 1 del municipio Fernández Feo, donde más de 1200 familias recibieron la atención directa de todo el Ejecutivo regional.



Desplegados como un solo equipo de trabajo, primera autoridad del estado, resaltó el compromiso social y moral del Ejecutivo regional para con la población más vulnerable de la entidad; por lo que preponderó a la solidaridad, como principio rector de su gestión que está orientada a atender las necesidades que reclama el pueblo tachirense ante la crisis económica, social y de salud que viven los venezolanos.   


“Venimos a las comunidades humildes porque es donde hay más angustia, desesperanza y menos poder adquisitivo para atender las necesidades básicas de las familias, sobre todo en los más pequeños”, destacó.


Detalló que la población de Naranjales es una zona muy vulnerable donde está latente la necesidad, “hemos traído medicinas, vacunación, merienda con productos lácteos para los niños de esta comunidad; además de útiles y zapatos escolares, cubriendo así no sólo necesidades de salud sino también en materia de educación”.
Sobre este último, señaló que tras una evaluación social realizada en la zona hace algunos meses, se observó que los niños y niñas, asistían en cholas a la escuela, por lo que gracias a las alianzas con la empresa privada se logró cambiar las cholas por zapatos y útiles escolares a más de 400 pequeños que con grandes sonrisas recibieron un incentivo para mantenerse en las aulas de clase.


 “Es un ejemplo de solidaridad el apoyo recibido por comerciantes y productores del estado, quienes se pusieron la mano en el corazón e hicieron su aporte para que los niños y niñas de la zona cubran sus necesidades escolares para el inicio de sus actividades”, dijo. 


La gobernadora indicó que las jornadas sociales van más allá de brindar asistencia médica integral a la familia tachirense, es dar una palabra de aliento y esperanza al pueblo que sufre la más despiadada crisis económica que golpea hoy día el bolsillo del pueblo venezolano.  


“Este es el trabajo que el pueblo venezolano espera porque está desesperado. Venezuela tiene angustia al igual que el Táchira,  y el deber de los gobernantes y líderes es atender las necesidades de la gente,  generar el principio de la solidaridad”, argumentó.


Expresó que el cambio parte de la solidaridad, “todos los sectores que quieran cambiar al país tienen que empezar a demostrar por demostrarle a la sociedad de qué manera lo quieren hacer. Nosotros hemos desarrollado una política social de solidaridad en el Táchira porque queremos un cambio deseamos que los jóvenes regresen y se generen oportunidades para el país”.


A quienes critican o adversas las políticas públicas de su gestión les dijo, “la mejor manera de adversar lo que no nos gusta es trabajando, siendo solidario con quien perdió la confianza y desesperanza y no cree en este momento en oportunidades”.


Comunidad agradecida


En nombre de la comunidad de Naranjales, el prefecto de la Parroquia Alberto Adrianí, José Grimaldo agradeció al Ejecutivo regional, comerciantes y productores de la zona, el apoyo y la solidaridad demostrada para llevar bienestar social a las familias del municipio. Prensa DIRCI// Redactor: Yoly Franco. Fotos: José Ramírez. 

Otras Noticias