Unidad Venezuela
17 abril 2019 | Prensa DIRCI

Gobernadora del Táchira anuncia que red hospitalaria está lista para recibir insumos de la comunidad internacional

Luego de la noticia de la llegada al país de la primera entrega de la ayuda humanitaria que tanto se aplaudió y se solicitó en el Táchira, la gobernadora Laidy Gómez agradeció la cooperación de la Cruz Roja Internacional para lograr este fin, y reiteró que la red de salud regional está esperando la asignación de insumos que fue anunciada, la cual debería llegar en los próximos días.

Expresó la Gobernadora que aspira que la Cruz Roja atienda con urgencia la necesidad del Hospital Central, que en la actualidad posee una condición precaria producto no sólo de la dificultad presupuestaria sino de la insuficiencia en la asignación de recursos por parte de la administración central.

Recordó que en días pasados sostuvo una reunión en su despacho con representantes de este órgano internacional, quienes fueron bastante receptivos con los planteamientos, especialmente en lo que respecta al Hospital Central.

Añadió que confía en la buena disposición de la Cruz Roja que está abocada a materializar la Ayuda Humanitaria en Venezuela. “Los venezolanos exigimos la ayuda porque las realidades sociales y la crisis que nos agobia nos hizo implorar esta atención, que nos fue ofrecida y asignada por la comunidad internacional para mermar las deficiencias de las que no escapan las instituciones de salud”, enfatizó.

Manifestó que es una contradicción que quienes se sientan en Miraflores hayan decidido castigar al Táchira por apoyar el ingreso de la ayuda humanitaria cancelando la entrega de alimentos al Hospital Central desde el mes de febrero, mientras hoy dan paso a esa bondad que una importante cantidad de países entregaron a la Cruz Roja Internacional.

“¿Por qué quieren mirar con radicalismo político a la necesidad inminente que poseen los pacientes que son atendidos en la red pública de la entidad andina?”, refutó.

Esto último, dado que el primer centro asistencial atraviesa una difícil situación al no poder garantizar una dieta nutritiva, en virtud de que no se volvió a recibir por parte del Ministerio de Alimentación las proteínas que estaban siendo administradas a los pacientes.

“Seguimos alimentando a nuestros pacientes gracias a los esfuerzos llevados a cabo por el Iapret y a los enlaces con la empresa privada, productores agropecuarios y ferieros del Táchira; quienes nos proveen de frutas, hortalizas, vegetales, carnes, y quesos. Lamentablemente estos no son suficientes para abastecer este centro hospitalario que recibe personas de al menos tres estados del occidente venezolano”, añadió Gómez.

En puerta un problema de salubridad pública

Asimismo hizo énfasis la primera autoridad tachirense en la solicitud hecha desde hace semanas a Hidrosuroeste de no incluir la zona del Hospital Central del plan de racionamiento hídrico, pues la ausencia del vital líquido podría ocasiona un problema de salubridad en el centro asistencial.

“En el Hospital no debe haber racionamiento ni eléctrico ni de agua. Las recurrentes fallas en el sistema eléctrico han venido ocasionando problemas en los equipos médicos del hospital y la falta de agua genera una condición crítica en la atención médica de miles de pacientes”, expresó.

Es necesario –manifestó- que desde los organismos nacionales se generen soluciones, porque la administración regional no puede seguir tapando la deficiencia y la incompetencia con la que las instituciones centrales están manejando los sistemas.

Otras Noticias